Cómo evitar intoxicación por alimentos

Mantener la salud en óptimas condiciones es sin duda una de las acciones que más frecuentemente nos proponemos alcanzar, y no solo a nivel personal, sino también en una mayor escala, como por ejemplo a nivel familiar.

Y sí, entendemos que cuando se trata de los tuyos no hay nada más importante que defender su bienestar. Es por ello que te daremos los mejores y más prácticos consejos para que tu cuidado y el de ellos sea una tarea sencilla.

En aras de proteger la salud alimentaria es importante tener una apropiada inocuidad, este concepto maneja el tratamiento oportuno de los alimentos, desde su elaboración, manipulación, distribución y por supuesto en última instancia, la
preparación.

Todo esto con la premisa de que dichos alimentos no representen ningún tipo de riesgo para cualquier persona al momento de consumirlos.

Siendo este nuestro propósito es consecuente entonces el cumplimiento de ciertas normas que garanticen la adecuada manipulación de los alimentos que preparamos. A continuación, te enlistamos algunas de ellas:

1. Mantén la limpieza de tus manos:

Es importante mantener las manos limpias de las superficies, equipos usados para preparar alimentos y de los propios alimentos. De esta manera se evita la contaminación en ellos.

2. Separa los alimentos crudos de los cocidos:
Los alimentos crudos poseen microorganismos que pueden contaminar a los cocidos, por esto te recomendamos utilizar utensilios diferentes para manejar cada tipo de alimento.

3. Cocina completamente los alimentos: Una cocción total asegura completamente la desaparición de cualquier
tipo de microorganismo existente. Ten especial atención con carnes, huevos, pollos y pescado.

4. Mantén los alimentos a temperaturas seguras: Mantener los alimentos a temperaturas seguras garantiza la no
proliferación de microorganismos. No dejes alimentos cocidos a temperatura ambiente por más de dos horas.

5. Congela los alimentos cocinados y perecederos:
Para minimizar el riesgo bacteriano, congela los alimentos si nos planeas utilizarlos las siguientes 24 horas.

6. Usa agua potable y materia prima segura:
Recuerda que no se trata solo de que los alimentos estén higienizados, también el agua y cualquiera que sea la sustancia que utilices al prepararlos. Así que asegúrate de usar siempre agua potable.

Siguiendo estas fáciles instrucciones podrás garantizar que los alimentos que consumas con tu familia sean sanos e higiénicos, lo cual tendrá repercusión en tu salud. ¡Haz de estos pasos un hábito, verás qué fácil resulta!

Recent Posts